Loy Krathong 2018, la celebración más colorida de Tailandia

Loy Krathong 2017

En Tailandia tenemos celebraciones salvajes pasadas por agua como el Songkran o año nuevo siamés. También festejos budistas y coloridos festivales de verano e invierno. Hasta otros actos importados como el inminente Halloween cobran una imagen especial en tierras tailandesas. Pero ninguna fiesta tiene tanto colorido ni espíritu como el Loy Krathong.

Mucha gente cree erróneamente que esta es la festividad de las linternas en el cielo, pero eso es solo una parte de la noche de Loy Krathong y además en un solo punto del país. En realidad, para celebrar esta noche puede uno hacerlo desde Bangkok, las playas o cualquier otro rincón del país.

¿Qué es el Loy Krathong? Primero de todo, se trata del festejo en el que los tailandeses llevan unas construcciones de hojas de banana e incienso iluminadas a los canales y ríos, haciendo que la noche se ilumine de pequeñas embarcaciones que transforman el paisanaje urbano y rural. Esa es la imagen, pero la tradición va mucho más allá.

 

Una pequeña historia del Loy Krathong

 

Loy Krathong chica

Los tailandeses suelen pedir sus deseos antes de poner su ‘krathong’ en el agua.

No se tiene muy claro en Tailandia cuál es el origen del Loy Krathong, ya que hay disparidad de opiniones. Lo que sí puede afirmarse es que es una acción de gratitud. Según algunos historiadores, parte del hinduismo y de los cultos a Brahma que tanto marcaron a Siam en sus albores. Sin embargo, se sabe que en cierto punto la festividad se adaptó al budismo.

Siendo Tailandia el primer productor de arroz del mundo junto a Vietnam, el Loy Krathong se considera una manera histórica de dar gracias por la cosecha. Se homenajea a la Diosa de los Mares en la noche del duodécimo mes lunar, que suele ser en noviembre y coincide con el final de las lluvias. Este año será el día 3 de noviembre, de luna llena.

Obviamente, esta costumbre histórica ha cambiado y hoy en día, más que nada, los tailandeses sueñan que con poner su krathong en el agua logren evadir a los malos pensamientos. Que el mar se lleve lo malo.

En cualquier caso, la celebración del Loy Krathong hace que el país luzca de manera mágica. Las embarcaciones de los krathongs están hechas de hojas de banana en forma de flor de loto, con incienso y flores. Eso sí, no es lo mismo en cada lugar.

 

¿Dónde vivir el Loy Krathong?

 

Es posible vivir la magia del Loy Krathong en casi cualquier lugar de Tailandia. Pero no es lo mismo en según qué zonas. Hay que pensar que se ha vuelto algo muy turístico y también que hay muchos aprovechados. Por ejemplo, en algunos parques de Bangkok se representa la festividad y hay espabilados que sacan los krathong del agua y los venden a los muchos ingenuos que por allí pasean.

El krathong ha de confeccionarse personalmente -con la ayuda de un local- o comprarlo a alguien que no sea un vendedor callejero sospechoso. Sobre todo si lo ofrece mojado, lo que significará que lo ha robado del agua para sacar un dinero.

En Bangkok os recomendamos ir a Asiatique, una zona al aire libre frente al río. Es donde la vista es más espectacular. Evitar a ser posible las aglomeraciones en parques. Los canales son otra alternativa.

Luego está el asunto de Chiang Mai, quizás la mejor ciudad de todo el país para celebrar el Loy Krathong. Durante esos días -en Chiang Mai suelen ser dos o tres de festejos-, la capital del norte se llena de gente.

Es en Chiang Mai donde el Loy Krathong se convierte en el festival de Yee Peng. En esta parte del país es habitual ver las linternas que suben al cielo.

Chiang Mai Yee Peng

El conocido festival de las linternas en el cielo es… otra historia.

Aquí aparece la confusión. Muchos recién llegados creen que el Loy Krathong no es colocar pequeñas embarcaciones iluminadas en el mar, sino un festival conocido por las linternas en el cielo. Se celebra en Chiang Mai y, a menudo, se confunde con el Yee Peng, de donde toma prestado -o robado- el nombre.

La festividad que pone infinidad de linternas en el aire gracias a la acción de unos monjes es una actividad comercial, muy hermosa a la vista, pero que es algo creado para sacarle dinero al turista y a adinerados tailandeses. Se llama Yee Peng Lanna.

Se realiza cada año en un recinto cerrado y cuesta como mínimo 80 dólares por persona. Las autoridades de Chiang Mai siempre se desentienden de ello y no lo consideran parte de la celebración, sino más bien una actividad oportunista para mostrar a los extranjeros.

En cualquier caso, merece la pena saber que puede disfrutarse de ese espectáculo durante el Loy Krathong. Para comprar los billetes puede hacerse en la página de este enlace. Sin duda es hermosísimo de ver. Otra historia es que sea dañino para el ecosistema, motivo que también lamentan en Tailandia.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *